martes, 26 de febrero de 2013

El Salvador bajo nieve


Nieva sobre Vitoria-Gasteiz desde hace tres días. Justo ahora lo hace con inusitada fuerza. Basta girar la cabeza a la derecha, mirar por la ventana y ver los copos, ver el manto blanco que cubre carros, aceras, sombrillas, almas.

La cabeza –la mirada– regresa al frente, y veo junto a la pantalla mi banderita de El Salvador, veo mis apuntes, guacho mi Facebook que supura salvadoreñidad, igual me duele cuando pienso en la bazofia de candidatos presidenciales, chateo o skypeo y el acento salvadoreño sigue estando presente, oigo las mil y una entrevistas que para mi libro pacientemente levanto con pandilleros, comisionados, madres, jueces… guanacos todos pues.

—¿Te sientes en casa o lejos de tu hogar? –me preguntaba hace unos minutos una compañera de mis años universitarios, vasca ella (vasca por ser oriunda del País Vasco, no por lo otro).
—Como sigo trabajando sobre allá –he improvisado–, aún no he tenido tiempo de echar de menos aquello.

Son seis semanas ya lejos de El Salvador, pero aún no te echo en falta como creía, quizá porque nunca te has ido.

Giro de nuevo la cabeza y miro por la ventana. Sigue nevando afuera. 

Fotografía: Roberto Valencia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails