viernes, 29 de junio de 2012

Machismo institucionalizado

Ayer noche ingresaron a mi pequeña hija Alejandra en el Hospital Zacamil, el ubicado en la colonia homónima de Mejicanos. El diagnóstico: artritis séptica en su rodilla izquierda. Mi esposa pasó la primera noche a su lado, y a primera hora de esta mañana he llegado a relevarla. Para los lectores que nunca han puesto un pie en un hospital público salvadoreño, no está de más explicitar que, salvo en las cuatro horas asignadas para la visita, solo permiten que haya una sola persona junto al menor ingresado. La disposición tiene su lógica: esta habitación del área de Pediatría se construyó para albergar a cuatro pacientes, pero ahora mismo hay siete camas-cunas. En principio estaban las camas 21, 22, 23 y 24, pero se han convertido en 21, 21-B, 22, 22-B, 23, 23-B y 24. Al entrar he contado trece personas. Una niña de unos 9 años pasó la noche sola.

Decía que he llegado a relevar a mi esposa y la desvelada de esta noche me la echaré yo, obvio. Mañana, ella; pasado, yo… y así las cinco noches en las que Alejandra permanecerá ingresada. Durante el día, los papeles se intercambiarán. Padre y madre pues repartiéndose lo más equitativamente posible la responsabilidad del cuido de sus hijos. ¿Estoy contando una obviedad? No tanto en un país como El Salvador.

Aparte de mí, en los cinco días un único padre pasará una única noche con su hijo. Las madres y en menor medida las abuelas son las acompañantes por excelencia de los niños enfermos. Me moverá el piso sobremanera el caso de una joven madre que pasará cinco noches y cinco días prácticamente sin separarse de su hija enferma de dengue hemorrágico. Mañana le darán el alta, y en esta su última noche se dormirá algunas horas, sentada en una silla y con la cabeza sobre la cama de su hija.

—Es que en las otras cuatro noches apenas dormí nada y hoy sí estaba muerta. Hasta la mirada se me iba ya y hasta cosquillas en los dedos sentía… –me dirá mañana, cuando salga el sol.

Como ella, cientos de madres anónimas que merecen un aplauso infinito que nunca nadie les dará.

El Salvador es país machista hasta los tuétanos, y lo que sucede cada noche en las áreas de pediatría de cualquier hospital no es más que la enésima expresión. La hombría guanaca no se relaciona con pasar la noche en vela en un hospital. Para eso están las madres…

Pero en esta mi primera noche en el Zacamil ocurrirá algo más significativo si cabe. Cuando a eso de las 9 me presente para relevar a mi esposa, una joven enfermera estará en la habitación y, al verme, nos preguntará con gesto serio quién de los dos pasará la noche.

—Yo –responderé.
—No, pero eso no está permitido ya –dirá ella–. Hubo una reunión de los jefes hace unos días y se decidió que los hombres no podían quedarse en la noche.
—¿¡!? –mi esposa y yo al unísono.
—Hubo un problemilla y se decidió eso… Pero bueno, él tiene cara de persona tranquila… A ver qué pasa…

Como si el problema de machismo arraigado en la sociedad fuera chiquito, el propio hospital –y por extensión el propio Gobierno– promoviendo la desigualdad de género, pensaré, y así lo anotaré en mi libreta.

Fotografía BB: Roberto Valencia

15 comentarios:

  1. Yo diria que eso es discriminacion contra los hombres.

    ResponderEliminar
  2. Es igual al bloom.. El problema que se da es por el mismo machismo pues se daba el caso hace anos que el hombre que se quedaba acosaba a las mamas y a los ninos, los manoseaban, asi que es un tema que lo resuelven dejando solo mujeres..ademas del tema de la solidaridad, con el perdon tuyo pero entre mujeres nos podemos confiar a los hijos

    ResponderEliminar
  3. Y más, a menudo a los padres no les permiten estar presentes en el nacimiento de sus hijos, permisos de paternidad de un día... ya ves... fomentando el cuidado compartido. Ale ya está bien?

    ResponderEliminar
  4. Espero que su Alejandra mejore rápido. Suena atemorizador ese diagnóstico. Abrazos, ánimo a los dos.

    ResponderEliminar
  5. Amparo Marroquín Parducci29 de junio de 2012, 19:52

    Y cuál fue el problemilla por el cual decidieron no permitir que los papás se queden por la noche??? (no quiero imaginar)...

    ResponderEliminar
  6. Que terrible. Lo mismo le pasó a un amigo que llevó a su esposa al ISSS para el parto, lo sacaron, no pudo estar durante el nacimiento de su hijo, tuvo que esperar en la calle.

    ResponderEliminar
  7. Espero que tu niña se recupere pronto y bien. Es feo lo que cuentas. Ese incidente causante de la medida me preocupa, pero en ningún caso la solución debe ser prohibir a los padres, hermanos, tíos, abuelos compartir el cuidado de sus niños. Se vulneran los derechos de todas las partes en una situación así.

    ResponderEliminar
  8. Espero que Alejandra se recupere pronto. Desde luego aquí en Euskadi esa postura tan machista sería un escandalo mayúsculo en cualquier hospital publico o privado.... Mucho ánimo!

    ResponderEliminar
  9. Wow que triste todo esto, por eso nuestro pais esta como esta. La verdad no se que haria si estuviera en mi pais, pues creo que cuando pasan estas cosas con nuestros hijos es cuado mas necitamos a nuestra pareja. Hace dos meces nosotros pasamos por algo asi, mi Alexa combulciono de una fiebre muy alta todo fue tan horrible cuando la vi que no respondia..... lo bueno de este pais que la prioridad son los niños y nada que ver como el Salvador, pues creo que si mi esposo no uviera estado ahi no se que uviera pasado...

    ResponderEliminar
  10. Ante todo espero que su niña mejore y esperando en Dios se encuentre en su hogar sana lo más pronto posible.
    En cuanto al tema, es fuerte pero es parte de la poca moral del hombre salvadoreño promedio, es parte la poca educación y sentido de responsabilidad que muchos hombres tienen lo que ha creado que cuadros como el de su familia sean tan raros y poco comunes.
    Les deseo lo mejor a usted estimado, su esposa y su beba (que espero mejore pronto).

    Muy feliz día, bendiciones y mis deseos de éxito para usted y los suyos.

    ResponderEliminar
  11. Margarita Martinez4 de julio de 2012, 10:58

    Si es repugnante lo que hacen en los hospitales yo pase 18 dias cuidando a mi hija y no dejaron al papa quedarse yo ya tenia los pies hinchados de medio dormir sentada tanto la madre como el padre tienen derecho de cuidar a sus hijos espero que su bebita se cure por completo bendiciones .

    ResponderEliminar
  12. He estado en el Zacamil dos veces pero no he podido quedarme con mi hijo por ese mismo motivo: no se permiten hombres durante la noche. Afortunadamente ella y el bebé pasaron solo dos veladas, aún así te comprendo, uno siente impotencia al no poder estar cerca de sus seres queridos en ese proceso. Me extraña que no hayas mencionado la atención médica de este hospital público, yo no tengo ninguna queja sobre ello, salvo cierto desdén y prepotencia de algunos internos o residentes hacia los pacientes y sus responsables.

    ResponderEliminar
  13. Pues esa disposición es ILEGAL. Lo escribo otra vez: ILEGAL.
    Seguramente el "problemilla" al que aludió la enfermera no es problemilla, es problemota y se llama ABUSO SEXUAL DE UN MENOR.
    Que sepa la enfermera que un abusador puede ser tanto una mujer como un hombre y solo porque hay un porcentaje muchísimo mayor de hombres como abusadores eso no justifica tal disposición ilegal. Eso se resuelve de otra forma, como por ejemplo, poniendo cámaras o hablando todas las noches con todos los padres de familia que se queden advirtiéndoles sobre lo que se considera conducta correcta e incorrecta y cuales son las consecuencias inmediatas de que un padre transgreda esas normas. Una reunión así no duraría mas de 5 minutos y seria de protocolo hacer todas las noches.
    Quizás a alguien se le ocurra otras medidas, pero nada de prohibiciones de genero. ¿Acaso no dice el código de familia que ambos tienen igual responsabilidad? ¿Acaso no hay niños que solo tienen a su papá o que su mamá esta imposibilitada de cuidarlos?
    Una buena demanda en la CSJ, en la Sala de lo contencioso administrativo, se están ganando tanto los del ISSS como los de los hospitales nacionales.

    ResponderEliminar
  14. Aqui en los angeles uno deja a los hijos en el hospital y no es nesesario quedarse,es mas piden que los dejen solos,para eso hay enfermeras doctores que los cuidan,pero alli pareciera que estsn en una jungla cuidando la cria.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails